TENGO OTROS DATOS, PERO DE KRAUZE

Por Diego Angulo

La visita de AMLO a los Estados Unidos desató las críticas del mismo grupo que desde 2006 les parecen mal todas las acciones emprendidas por el hoy presidente. La más publicitada y compartida por los destructores de la 4T, fue la opinión de Enrique Krauze en el New York Times, titulada “AMLO vota por Trump” (t.ly/wqur). Para una derecha altamente clasista esta nota era excepcional “es de un historiador reconocido y aparte es una nota del NYT” todo era perfecto, pero, tengo otros datos. 

Los que conocemos la historia de Krauze, dueño de Letras Libres y Clío, sabemos que odia profundamente a López Obrador porque es de izquierda, es populista, proviene de la clase baja, es del sur del país y le pagan por odiarlo. Desde 2006 este “historiador” catalogó Andrés como un “mesías tropical” en un extenso artículo en Letras Libres (t.ly/Cj5Y), un adjetivo que denotaba su visión eurocéntrica y clasista anticuada, la del determinismo racial/geográfico. Por ejemplo, en 1748 David Humé escribía “existen razones para pensar que todas las naciones que habitan más allá de los círculos polares o entre los trópicos son inferiores al resto”. Paradójicamente, en ese mismo artículo pedía a AMLO que se olvidara de esa idea de no salir del país y que llagará ser  presidente le recomendaba ir a Estados Unidos, no obstante, hoy lo sanciona. 

Su clasismo y el dinero lo llevan a coincidir con nuestro paisano Enrique Coppel quien en el 2018 quien una reunión de empresarios llamó a no votar por AMLO porque “casi nunca salió del país, no estudió, no habla inglés” (t.ly/NfkM). Contratado por Coppel en 2016, Krauze coordinó la “Operación Berlín” una estrategia mediática con la intensión de impedir que AMLO llegará a la presidencia en 2018. Dicha operación fue financiada a través de la asociación civil Colección Isabel y Agustín Coppel (t.ly/XY1t). 

Pero no es el único dinero recibido por Krauze para atacar a AMLO y apoyar al PRIAN, ocupa la tercera posición entre de los pagos hechos en publicidad por la oficina de presidencia de Peña Nieto entre 2013 a 2018, sus empresas Clío y Letras Libres recibieron 153.6 millones de pesos en ese periodo, solo por debajo de López Doriga y Federico Arreola (t.ly/hY6k). Situación que no ha terminado, pero ahora no de la presidencia, si no de los gobernadores que se oponen al presidente, como Enrique Alfaro, que en plena pandemia paga un millón de pesos a Letras Libres por “publicidad” (t.ly/4Xg9). 

Pero más allá del dinero, el hecho de que el “reconocido historiador” simplemente compare la visita de AMLO como un “servilismo” diplomático solo visto en el siglo XIX es una exageración. Según el historiador la visita de AMLO es tan grave como “la rendición de Antonio López de Santa Anna ante Andrew Jackson en 1836 (con la pérdida de Texas al año siguiente); la rendición del gobierno mexicano ante el gobierno de James Polk en 1848 (con la pérdida de más de la mitad del territorio); y la firma en 1859 de un tratado entre el gobierno de Benito Juárez y el de James Buchanan. Vaya exabrupto.  

Simplemente al historiador se le olvido el Pacto de la Embajada entre Félix Díaz y Victoriano Huerta que llevaron a la muerte de Francisco I Madero; el tratado de Bucareli de 1923 para suspender el artículo 27 de la constitución de 1917, y que por lo menos tres presidentes priistas fueron informantes de la CIA: Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez y que tuvieron como resultado la matanza de Tlatelolco en 1968 y la guerra sucia que desapareció a miles de mexicanos en los años 1970s. 

Pero hablemos de la época neoliberal, que le ha tocado vivir (y cobrar) a Krauze, pues simplemente se le olvido que el priista José López Portillo en agosto de 1982 acepto un trato de Banco Mundial, la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el Tesoro de los Estados Unidos de moratoria a la deuda externa a cambio de implementar una serie de políticas de ajuste estructural, que luego se llamarían el Consenso de Washington o neoliberalismo (1989)  donde inició la privatización y la entrega de los recursos a las transnacionales extranjeras (t.ly/uHde).

También se le olvidó que en la crisis de 1994/1995 el gobierno de Ernesto Zedillo hipotecó a Estados Unidos nuestros recursos petroleros para lograr un crédito de 20 mil millones de dólares (t.ly/dWq9), que luego se incrementó a 60 mil millones, con el objeto de salir de la crisis. Parte de ese dinero se destinó a rescatar empresas que luego no quisieron pagar y el PRIAN decidió hacerlo deuda pública lo que hoy conocemos como Fobaproa y por el que pagamos 50 mil millones de pesos anuales. 

Olvida también que durante el sexenio de Fox por primera de adhirió a la postura de Estados Unidos para condenar la violación de los Derechos Humanos en Cuba (t.ly/8UiZ) y en una cumbre de Monterrey le dijo a Fidel Castro “comes y te vas” a petición de EUA para que no se cruzara con George Bush y le complicara la reunión (t.ly/gvMD). Además de tener diferencias diplomáticas con los gobiernos progresista de Venezuela, Brasil, Argentina y Chile por apoyar al país del norte en distintos temas latinoamericanos.

Tampoco menciona que Felipe Calderón firmó la Iniciativa Mérida en 2008 un acuerdo conjunto con Estados Unidos para combatir el problema del narcotráfico en México y no el consumo en Estados Unidos, dando inició a la Guerra contra el Narco la cual ha dejado una estela de muerte en el país. De esa guerra derivó la operación Rápido y Furioso  que permitió el comercio de armas a los carteles entre 2006 a 2011. Desde esos tiempos agentes de la DEA comenzaron a operar en territorio mexicano con permiso del gobierno de Calderón. 

Su odio contra AMLO no le ha permitido ver que el actuar de la 4T ha sido totalmente contrario a los intereses estadounidenses: cobró a la poderosa Walmart 8 mil millones de pesos de impuestos que debía; renegoció los contratos de la CFE con las propietarias de los gasoductos; suspendió las rondas para concesionar campos petroleros y deshizo algunos acuerdos de campos ya entregados; rompió los acuerdos leoninos de las energías verdes y el derecho de vía de la CFE; revoco los permisos para la construcción de una megaplanta cervecera por Constellation Brand en Mexicali después de una consulta. Todas estas acciones en su mayoría contra empresas estadounidenses.

No solo eso, en el campo internacional, la 4T ha ido en contra de las acciones del departamento de estado estadounidense: no reconoció Juan Guaidó como presidente de Venezuela después de un golpe de estado contra Maduro en 2019 y logró convencer a la Unión Europea para se buscará una salida democrática al caso, Maduro sigue en el poder; di asilo a Evo Morales después de un golpe de Estado promovido por los Estados Unidos; sigue en contra del embargo contra Cuba y reconoce al estado Palestino. 

Por eso Krauze, tengo otros datos de usted y de lo que llama servilismo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s