EL INFANTILISMO EN LA OPOSICIÓN DE LA SECCIÓN 53

Por Diego Angulo, Magisterio 53 y Somos más que 53

 “El problema de la izquierda en la historia de la humanidad es la desgracia de no mantenerla unida” dice Pepe Mujica a Jordí Évole en el documental SALVADOS. Me causo gran impresión esta aseveración del mandatario que triunfó con la unión de más de 20 partidos distintos en el Frente Amplio, fuerza política que tiene dos décadas gobernando Uruguay.

Es un mensaje elocuente en el contexto que estamos viviendo las distintas fuerzas políticas disidentes de la sección 53.

Desde una perspectiva como el propio Mujica define quienes son de izquierda, todos los grupos disidentes de la sección 53 lo somos en lo fundamental. Mujica dice que en la historia de del hombre han existido dos actitudes “existe una actitud conservadora en el lado derecho permanente que es válida, y existe una actitud de cambio que viene por el lado izquierda, buscando la mejora y la justicia también permanente”. Ni modem, ni Somos más que 53, ni Creo 53, ni jubilados y pensionados unidos, ni los demás compañeros que se promocionan en lo individual, traen entre sus planteamientos dejar las cosas como están, buscan el cambio, son de izquierda.

Pero existe la desgracia de no mantener estos grupos disidencia unidos debido a lo que llama el propio Mujica la patología de la izquierda, el “infantilismo”, es decir, “el confundir los deseos con la realidad”.

La izquierda, sobre todo la marxista, nos ha enseñado como primer punto de partida siempre hacer un análisis de la realidad para definir las estrategias.

Unos de los principales problemas que hemos enfrentado es el cambio del estatuto para que todos puedan ser votados (el estatuto y las convocatorias dicen que para ser votados se ocupa haber sido parte de un comité seccional) y eso se ha convertido para algunos en lo fundamental, olvidando que el objetivo máximo sacar al grupo Encima del poder de la sección 53. 

Olvidan que tenemos lo fundamental, el voto universal.  Olvidan también que en el 2017 cuando la base de la sección despertó y el 2018 cuando votamos para sacar al PRIAN del poder, ya estábamos resueltos a organizarnos para ganarle al grupo Amador con un antiguo estatuto a través de convección de delegados y con voto indirecto, ni si quiera hablábamos de una reforma al estatuto, tampoco fue parte de las promesas de campaña de AMLO ni le exigimos, vino casi por “obra de dios” con la firma del T-MEC. Hoy incluso tendremos a la 4T en el estado y siguen con esa idea.

La realidad es que ya salieron convocatoria y se han electo comités seccionales en otros estados (Nuevo León) con los estatutos vigentes, que en la propia sección hermana, la 27, ya está el proceso de cambio sindical con los candados mencionados, que el SNTE ha ganado la mayoría de los amparos, lo peor que no está en nuestras manos reformarlo.

Eso es infantilismo, pero también el interés de algunos por encabezar una planilla que se convierte en egoísmo porque van incluso por encima de la idea colectiva del cambio.

Olvidémonos por el momento de eso y apoyemos a los compañeros que si pueden ser. Si cambia el estatuto, entonces sí, hagamos otro análisis de la nueva realidad.

Otro deseo fuera de la realidad, infantilismo, es el hecho de querer tener personajes impolutos. Es muy común hacer juicios sumarios apegados al pasado. ¡Es amadorista! es argumento más común para desacreditar al otro, como si pertenecer al grupo Amador es una condición permanente y no tiene punto de ruptura. ¿Quién no se identificaba o buscaba ese grupo antes de 2010, incluso, antes de 2017? muy pocos, hay que separar el pasado del presente e incluso del futuro.

Otra realidad que no hay que negar es que habrá nuevas incisiones del grupo amador y buscaran pactos. Jordi le hace una pregunta a Mujica ¿Usted se ha tenido que tragar principios para pactar?, el referente latinoamericano contesta “Uff, tanto como en principios no, pero inevitablemente en política hay que comerse unos sapos”, sapos se comió Andrés Manuel el 2018 al incorporar a Bartlett, German Martínez y negociar con Salinas Pliego otros connotados prianistas y la mafia del poder, los mismos sapos que se comió Rubén Rocha al pactar con el Pas e incorporar Malovistas. Debemos estar abiertos a comernos algunos sapos sin traicionar los principios ¿O acaso los sapos que se comió AMLO han influido en la política de la 4T?

Finalmente, Pepe afirma la izquierda debe “tener bien claro cuál es el adversario principal y no dejarse confundir y transformar en principal, la diferencia ocasional que se pueda tener”. Por eso este es un llamado a los grupos disidentes, está claro el adversario, es el grupo Encima, para ser más claro la elite que encabeza Daniel Amador. Todo aquel que vea como el principal objetivo sacar a Daniel Amador de la sección 53 por encima de su interés personal, son de izquierda, en ese sentido invito a que dejen de infantilismos pongan sobre la mesa su candidatura y colóquenla al servicio de la historia o lo que el consenso o la mayoría decida.

También es un llamado a los trabajadores de la sección 53 que quieren el cambio, pero están indecisos o tienen miedo al rechazo, su idea de cambio nos hermana, únanse.