LA HISTORIA DE LA LUCHA POR LA VIVIENDA EN LA SECCIÓN 53 Y SUS DIVISIONES

Por Diego Angulo, S+q53 y Convergencia

Esta es la historia por la lucha por el fondo de vivienda como yo la viví.

Cuando entré a Cobaes en septiembre de 2016 no había vivienda, ni se hablaba de ello.

A finales del mes de mayo de 2017 se conoció la pretensión del SNTE 53 y Quirino Ordaz de Reformar la Ley de ISSSTEESIN, se realizó la movilización histórica del 6 de junio y dio como resultado la no aprobación de la reforma y la realización de una auditoria al instituto.

En ese tiempo surgió el movimiento Somos más que 53, al cual pertenezco, y después de vencer al SNTE con la Reforma, el movimiento se centró en la vivienda,  en particular, porque los grupos del norte que se habían incorporado al movimiento, Súmate (encabezados por el profe Ramiro Pérez, Diego Valenzuela y otros)  y la delegación Jubilados y Pensionados de Guasave (liderados por Isabel Ramón) desde tiempo atrás traían una lucha jurídica por la Devolución del Fondo de Vivienda. No tengo la fecha exacta de cuando iniciaron las demandas jurídicas, pero algunos hablan de 2008, otros de 2011. Es así como entró al tema de vivienda.

Ellos son los iniciadores de la lucha por el Fondo de Vivienda, de hecho, el primer pago de devolución del Fondo de Vivienda lo hacen al profesor Ramiro Pérez (epd) quien se encontraba delicado de salud.

A finales de 2017 se une un grupo jubilados de Mazatlán a S+Q53, entre ellos el profe Teodosio, cuando José Ángel Beltrán y el Tato Rubio hacen una gira por el sur del estado, entonces el movimiento se volvió de jubilados y en su mayoría en busca de la devolución del Fondo de Vivienda y un grupo menor de trabajadores activos que buscábamos también un programa de vivienda.

En abril de 2018 se dio un paso trascendental, salió la auditoria a ISSSTEESIN, y eso dio sustento institucional a nuestro reclamo, la Auditoria Superior del Estado, un órgano del mismo gobierno, nos dio la razón, si había un Fondo de Vivienda, tanto así que se desviaron 924 millones entre 2012 al 2016.

Pero también ese 2018 se acrecentaron las discrepancias entre los intereses del grupo de Mochis contra el grupo de Guasave, el Sur (Mazatlán y Escuinapa) y los activos; los primeros buscaban el pago de los laudos, los segundos, buscaban una solución total al tema de vivienda. Estas discrepancias provocaron que el grupo Mochis se saliera del movimiento, auto llamándose los negros.

Las diferencias se vieron marcadas tanto así a finales de 2018 durante la asignación presupuestal para 2019, con una mayoría de Morena en el Congreso, S+q53 luchaba por una asignación presupuestal de 200 millones para un programa de Devolución del Fondo y 400 millones para un programa de créditos, y los negros buscaban 20 millones para el pago de laudos. Se logró la aprobación, pero el gobierno vetó el presupuesto, solo quedando los 20 millones de laudos.

No obstante, en la primera visita de AMLO a Sinaloa en enero de 2019, el grupo del sur, pudo hablar con el presidente  en Escuinapa y eso permitió una reunión con Esteban Moctezuma, Quirino Ordaz y el movimiento en Mazatlán, donde se acordó realizar un programa de vivienda y un programa de devolución del fondo.  

Así se publica el Reglamento para Créditos de la Sección 53 en Junio de 2019, nos tocó como S+Q53 trabajar, y se estaba en una mesa de trabajo para sacar el Reglamento para la Devolución del 5 %, con la idea de sacarlo antes que terminara ese año. Pero no sucedió así, por otra división del movimiento.

Los del sur pusieron en la mesa de gobierno la exigencia del pago de los 20 millones que había aprobado el congreso para laudos, los activos y Guasave argumentábamos que había que sacar el reglamento primero.

Como la idea de los 20 millones les gusto a la mayoría de los jubilados que andaban en el movimiento y también al gobierno, al grupo Guasave y los activos, nos sacaron de las reuniones y la solución para todos quedó en el aire todo el 2019, 2020 y ahora 2021.

Fue hasta la diputada Delia Esmeralda realizó el punto de acuerdo para la publicación del Reglamento para la devolución del Fondo y luego se dio la iniciativa de la Reforma a Isssteesin que otra vez la solución para todo está a discusión.

Así hay varios grupos por el Fondo de Vivienda, el de la vía jurídica y el pago de laudos del Norte con  Lic. Tadeo, el del profesor Teodosio autonombrada “los rojos” y propietarios de “s+q53” con las listas de pago por 20 millones, el nuevo grupo del SNTE-Ferenando-Amador con lista de pago de 58 millones,  y  el grupo de S+53 fundadores y otros grupos que se han unido que buscamos una solución total, justa y transparente para todos (sin listas), con la modificación de la ley y un reglamento que busca el pago de los 5 mil millones desviados.