CON LIBERACIÓN DE NUEVA MANADA CONMEMORAN 10 AÑOS DE REINTRODUCCIÓN DEL LOBO GRIS MEXICANO

Después de más de cuatro décadas de ausencia en el medio silvestre, en el año 2011, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Dirección General de Vida Silvestre, en coordinación con instituciones y grupos de expertos, en el marco del Programa de Conservación de Especies en Riesgo, llevó a cabo la primera reintroducción de lobo mexicano en el país.

A finales de los años setenta fueron capturados en México los últimos 7 ejemplares de lobo mexicano en vida libre, iniciando con ello el esfuerzo de recuperación de la subespecie, a partir de entonces fueron varias las instituciones zoológicas en ambos lados de la frontera que durante casi 30 años se esforzaron para recuperar esta subespecie, logrando alcanzar la población de lobos bajo cuidado humano necesaria para llevar a cabo su reintroducción en los sitios de distribución histórica.

Con lo anterior se logró que en el 2011 se diera la primera liberación de 5 lobos a vida libre en la Sierra Madre Occidental. Desde entonces, se han llevado a cabo 16 liberaciones y reportado el nacimiento de 14 camadas, dando origen a la población actual que oscila entre los 40 y 45 lobos en vida libre.

Para conmemorar los diez años de este Programa de Reintroducción, se realizará la liberación de la “Manada del Décimo Aniversario”. Esta manada, compuesta por cuatro ejemplares, se sumará a los 16 eventos de liberación que se han realizado en los pasados diez años.

En este año, la Conanp y la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), confirmaron el nacimiento de siete crías de lobo mexicano en vida silvestre. Las crías son producto de la pareja alfa de la Manada de la Rosa (tres cachorros), reintroducida en noviembre pasado; la pareja alfa de la Manada Póker (dos cachorros) reintroducida en diciembre de 2020; y de la Manada de la Avena (dos cachorros), resultado de una pareja conformada en vida libre en 2018.

Los esfuerzos de la Conanp para la recuperación de esta especie son también parte de una colaboración de casi cuarenta años de planeación y ejecución entre México y Estados Unidos, en la cual participan también el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS) y los Departamentos de Caza y Pesca de los Estados de Arizona y Nuevo México (AZGFD) (NMDGF). 

El Lobo Gris Mexicano pasó de la categoría “probablemente extinta en el medio silvestre” en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 a la categoría “en peligro de extinción”, y permanece en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

A 10 años de la primera liberación, se ha logrado un importante avance en la recuperación del lobo gris mexicano, por lo que la Conanp reitera su compromiso de continuar esforzándose para conservar esta y otras especies en riesgo.