LA IMPORTANCIA DE INICIAR UN PRIMERO DE NOVIEMBRE

“Venía Rochita bien contento
por todo el sustento
y con paso lento, seguro estaba

que al Congreso a rendir protesta llegaba,
ni la oposición ni el Covid lograba
por fin quitarle la protesta
que por tercera añoraba,
“Rocha, Rocha” la gente gritaba
sin saber que en presídium ya la huesuda esperaba,
y oh sorpresa le daba
pues Rubén rendía la protesta
mientras la muerte su lugar tomaba,
no sin antes ver que la Cuarta a Sinaloa llegaba”

De Nestor

El lunes 1 de noviembre inició un nuevo gobierno, quien lo encabeza es una persona sumamente inteligente y preparada. Rubén Rocha Moya intentó tres veces llegar a la silla más importante de este estado, Sinaloa, y por fin lo logró. Llega con un gran apoyo y respaldo de todos los sectores sociales, personas honestas quienes entregaron parte de su vida, trabajo y tiempo para ver cristalizado un sueño, que en Sinaloa gobierne alguien que tenga otro sentido, que en verdad esté apegado y conozca la necesidad y cómo dar soluciones, pero también, como siempre estuvieron, están y estarán, quienes lo hicieron por un tema personal, que no es malo y se vale, déjenme les digo, pero que sin duda en los hechos, no comparten los valores y la lucha de un Rubén Rocha Moya, pero que la práctica y la necesidad de sumar voluntades los ha vuelto “necesarios” para la operación de esta entrampada y corrupta política sinaloense.

¿Acaso sería posible en el corto plazo gobernar Sinaloa sin la necesidad de incluir a personas que sin duda no son de izquierda, en un proyecto encabezado por una persona que viene ideológicamente identificado con la izquierda?

Si no, por qué la necesidad de incluir diablos y santos, changos o pelones, Coppels o Vizcarras. Esto es algo que se refleja incluso a lo macro, Andrés Manuel López Obrador es un tipo que también comprendió que para gobernar y ser el presidente de este país tenía que incluir a todas y todos quienes le aseguraran poder controlar la palestra de la política. Al igual que Andrés Manuel, Rocha Moya es una persona muy astuta y bien intencionada, es por eso que tiene las condiciones dadas para poder hacer un buen gobierno, es decir, tiene controlado el juego de la palestra.

Y bueno, la importancia que tendrá este gobierno será trascendental, para lograrlo Rocha tendrá que prescindir de los románticos que sabe que lo acompañarán mientras siga vigente el sueño de ver realizado un Sinaloa distinto donde la gente sufra menos, donde la violencia y la corrupción no sean el pan de cada día, pero como decía un buen vecino hace días, “hace unos años el que me pidió la mochada para el servicio, ahora es jefe, entonces cuál cambio”, de esto tendrá que cuidarse Rocha, de quienes deseen mantener o incluso regresar cuando ya se estaban yendo.

Sin duda, será interesante este arrancar de gobierno, personajes que incluirán este proceso, para nada son nuevos y por el contrario ya tienen un juicio sobre sí, veamos cuánto puede llegar a pesar eso sobre las decisiones del gobierno.

Mientras tanto, se ha dado a conocer el gabinete; pocas sorpresas, salvo el amigo Chango 0te, que para algunos es sorpresa, para otros, oportunidad, de ante mano ¡aquí le deseamos mucho éxito! Por que no podemos desear que se hagan mal las cosas, debemos entender que nos conviene a todas y a todos que nos vaya bien, que le vaya bien a Sinaloa. Ya veremos qué nombres siguen, si son nuevos, nuevas, viejos, refritos, quemados o incluso de pena, de todo se puede, pero como dije, siempre y cuando esperemos que le vaya bien a Sinaloa, ¡que la revolución comience y que nadie se asuste!