OTRO SINDICALISMO ES POSIBLE EN LA SECCIÓN 53, LECCIONES SOBRE EL COVID.

Por Diego Angulo

Integrante de S+q53 y Convergencia 53

Permítanme soñar un poco.

… … … …

Se vino la pandemia de COVID19 durante el gobierno de Quirino Ordaz y todo se convirtió en anormalidad. No obstante, los trabajador@s de la educación la supieron sortear, sobre todo porque tenían con que, instituciones sólidas y confiables, el sindicato y la institución que los jubilaba y pensiona (ISSSTEESIN).

Inmediatamente que se decretó la sana distancia, la sección 53 realizó una plataforma en internet y telefónica de apoyo para sus docentes que ahora estaban en clases a distancia, para muchos docentes era novedad el uso de la tecnología, el programa de apoyo continua. Asimismo, solicitó a la Sepyc encabezada por Juan Alfonso Mejía un bono extraordinario para los docentes para el pago de internet, electricidad y telefonía debido a que el centro de trabajo ahora era su casa, pidió también un programa de computadoras el costo para aquellos que no tenían. El argumento que dio al gobierno del estado encabezado por Qurino Ordaz fue sencillo, si tienes para estadios, puedes tener para la educación.

Se sabía que la pandemia saturaría el sistema de salud y muy posiblemente el ISSSTEE se vería rebasado y faltarían lugares para atender a l@s agramiad@s y fue por eso que se tomó una decisión trascendental: con las economías del sindicato, los fondos ahorrados en los fideicomisos y las cuotas del 5 % del ISSSTE se usaron para conveniar con tres cadenas de hospitales privados para que atendieran pacientes del magisterio con COVID. Ningún agremiad@ enferm@ nunca tuvo dificultades para atenderse, conseguir camas y oxigeno durante los meses más pesados de la pandemia.

Lo mismo paso con las medicinas, para la población en general con COVID fue una dificultad encontrar medicamentos como la enoxiparina, ivermectina, cloroquina, etc. no así para los pacientes COVID del magisterio, afortunadamente las tiendas ISSSTEESIN tienen farmacia y se hizo de un buen lote antes de venirse lo fuerte de la pandemia y los puso a disposición a los hospitales que atienden agremiados, pero también aquellos que estaban recuperándose en casa. Lo mismo ocurrió con la compra de tanques de oxígeno que los ponía en renta a precio módico y crédito a los agremiados.

Que sería de l@s agremiedos sin el ISSSTEESIN. Esta institución creada en 1974 es un ejemplo en el estado. Además de interrumpir el cobró mensuales de créditos como la mayoría de la instituciones bancarias en el país, creó una línea de crédito especial para COVID19 con intereses muy bajos. Con esta tarjeta especial  l@s maestr@s han podido comprar computadoras para la clase en línea, medicinas al costo para los pacientes enfermos COVID y materiales de desinfección. Pero uno de los mejores programas del ISSSTEESIN es que tiene identificado a tod@s l@s jubila@s y pensionad@s y envía l@s compras del super a casa pues habilitó una línea telefónica para que realicen los pedidos en sus tiendas en todo Sinaloa y no se arreiesgarna a contagiarse, sus tiendad están muy bien surtidas y con alimentos de buena calidad. Este programa es sin ningún costo adicional a l@s jubilad@s y los precios de los productos para ell@s llevan un descuento especial.

Es por eso, que a pesar de que Sinaloa es uno de los estados con más altos índices de COVID y muertes por la pandemia, en el caso del magisterio de la sección 53, fue poco lo que hay que lamentar. De hecho, el sindicato desde el inicio de la pandemia destinó parte de más de  50 millones de cuota sindical anual para apoyar económicamente a 300 jubilad@s y pensionad@s con un nivel de pensión muy bajos, incluso hoy continúa ese apoyo.

Hoy que se vino el COVID onmicron pusieron un módulo para pruebas gratis en las coordinaciones sindicales.

…. … … … …

Claro que esto es lo que desearíamos, la verdad es que lo único que realizó el sindicato fue reuniones virtuales y donar par de cartones de cubrebocas al ISSSTEE. El ISSSTEESIN estuvo  cerrado en la pandemia, las tiendas también, tuvieron en los meses más fuertes de la pandemia hasta 100 jubilad@s sin pagó por no aprobar sus pensiones en ISSSTEESIN, el pago de créditos nunca se interrumpió, las financieras siguieron  ahorcando a cientos de agremiados, los 558 compañeros se han ido con solo el apoyo de la familia y han batallado por el pago del seguro mutual, la aprobación de su pensión y el pago de figlosnte 53, el ISSSTEE estuvo llenó de pacientes COVID y nunca hubo una atención especial, no surtieron recetas durante un año, se interrumpieron cirugías. La única vez que vimos a Fernando Sandoval y el comité fue en la campaña electoral en apoyo a Mario Zamora y PRIAN, le hicieron una reunión en Guasave y camiones salían llenos de profesores de diferentes partes del estado al municipio de Elota para apoyar a Tomas Amador.    

Por eso resulta extraño que hoy digan que se sientan preocupados por el COVID, mienten, es político.

Es lamentablemente el pleito del gobierno de Rubén Rocha y el sindicato que nada beneficia a los agremiados, es una lucha por el poder, no por los trabajadores, basta decir que por esa falta de interlocución no hay recursos del estado para la promoción horizontal.

Pero no todo está perdido, hay una conclusión que es innegable, ¡otro sindicato es posible! y en Convergencia 53 buscaremos construirlo junto con ustedes.