REGRESÓ LA EMOCIÓN DE LA LUCHA LIBRE A CULIACÁN

Esquina Roja por Aldair Miranda

Si hay un deporte que tiene la capacidad de transportarnos a cuando éramos niños es la lucha libre. El deporte espectáculo que, sin importar la edad, nos envuelve en la magia de las máscaras, el color y los lances desde la tercera cuerda.

Este jueves en Culiacán hay muchas personas que pueden confirmarlo. Tardó en volver, pero la espera valió la pena para ver nuevamente la lucha libre en la capital sinaloense después de dos años.

El gimnasio Julio César Chávez del Parque 87 se llenó para ver a las estrellas de los encordados y gritar por rudos o técnicos durante tres horas.

Pero en esta noche, entre todas las estrellas de la caravana, había uno en especial que la gente esperaba. El regreso del hijo pródigo de Culiacán, Sinaloa, nuestro Mr. Iguana.

El luchador que debutó hace 13 años en el Parque Revolución armando su equipo con 300 pesos en el centro el mismo día de la función y llegó arrastrándose al ring haciendo alusión a su personaje.

Mucho ha pasado desde entonces, pero los regresos siempre son especiales. Y en esta ocasión lo fue para el «Reptil más fino de la lucha libre» ante su gente.

Desde su ingreso al ring se notó la emoción de la gente por ver a uno de los suyos en la empresa «tres veces estelar» en una lucha que tuvo su toque de nostalgia al encontrarse con sus viejos rivales de casa.

Tres caídas para tener al público al filo de la butaca y la explosión final al llevarse la victoria el bando de los buenos. Mr. Iguana, Niño Hamburguesa y Ronin con la mano el alto y el premio de la gente.

Una noche con cinco luchas en total que terminó con el extremo Pagano llevándose la victoria junto a su equipo en la lucha estelar.

Mención especial en la noche para Mamba. Los exóticos siguen asegurando el show y buenas luchas con su estilo arriba y abajo del ring con el público.

Especial atención a Ronin, el Dragon de Culiacán que ha tenido un crecimiento extraordinario y que empieza a hacerse un nombre en el cuadrilátero. Buena estampa, buena técnica y carisma.

Apoyemos el deporte y a la lucha libre. Esperemos tener más carteleras en Culiacán porque este espectáculo sigue vigente y verla en vivo se vive mucho mejor.